viernes, 21 de diciembre de 2007

SUPERCOOL (SUPERBAD)

Redactor: Jorge Villacorta Santamato
Teléfono: (51-1) 4514334
e-mail: JORGEVILLACORTA1@gmail.com

Es una película maravillosa porque:

1) Es una película que me confunde, lo cual me da oportunidad para examinar cuáles son mis propios supuestos respecto del mundo.

2) Me agrada que a un personaje importante le guste dibujar.

3) Logra sorprenderme la libertad en la representación de los hombres que defienden la ley. Que dos policías sean retratados de modo que me resulta inverosímil me hace pensar que a mí me gustan bastante las películas con defensores del orden endurecidos. Que a otra persona le resulte tan intrascendente el sistema policial me hace reconocer mi propia identificación con esta institución que vela por el orden público.

4) Logra extrañarme que los personajes sean incapaces de comunicarse directamente. Que los estudiantes de último grado de secundaria sean representados como carentes de habilidades comunicativas, me pone en evidencia que yo asumo que los seres humanos son seres conscientes. Que yo reconozca que otras personas pueden pensar que la gente es inconsciente, lo considero un aporte que observar la película produce en mi propia conciencia al ampliar sus límites.

5) La película muestra leyes claras (en un país que me es desconocido) para el consumo de alcohol. Que se norme la compra de alcohol me parece un triunfo de la imaginación sobre el azar.

6) La exposición que se hace de una institución religiosa en cuanto a sus creencias en seres malvados sobrenaturales puestas de manifiesto como consecuencia de la reacción de uno de sus líderes ante el objeto de preferencia dibujado por uno de los personajes principales, me hace reflexionar sobre las diversas comprensiones del mundo. El tema de dibujo, el falo, ha sido elemento primordial en diversas religiones. Que una religión encuentre influencia satánica en su elección como temática de ilustraciones me alegra, puesto que me hace reconocer la variedad de contextos culturales en que nos desenvolvemos. Así, la película resalta la necesidad de la integración cultural como patrón de medida de la salud mental. Que una película contemporánea realice una meditación tan detenida respecto de un fenómeno social tan delicado, es decididamente, un aporte de esta película. Esto naturalmente, de ninguna manera elimina el hecho de que ese personaje estuviese realmente poseído por el Príncipe de las Tinieblas, dentro del entendimiento de esa religión.

7) Me parece interesante que se muestren diversos rituales de apareamiento inconclusos y de estilos baile en la sociedad que describe la película. Hay una vocación antropológica que me parece loable. El filme intenta mostrar el material que podría ser producto de un trabajo de campo, en bruto, sin análisis. Hay valor en esta transmisión de material recopilado. Me parece que es esa inmediatez del documento sin elaborar, lo que causa una buena dosis de confusión. Agradezco esta confusión, porque me permite generar hipótesis explicativas de los marcos de referencia de los narradores.

8) Me gustó bastante el diseño de créditos de introducción de la película. Los colores planos y las siluetas que muestran expresan cierto minimalismo pop que el movimiento de la imagen transforma en novedoso.

9) Me agrada que la película tenga un tiempo limitado. El patrón cultural que establece que una narración tiene un comienzo y un fin es, naturalmente, convencional y corresponde a momentos históricos y geográficos delimitados. Que supuestamente comience donde comienza (últimos días de la Secundaria) y termine donde termina (formación de vínculos amicales con el sexo opuesto), me induce a analizar la pretensión por la cual el cambio de centros de formación ideológica, sean colegios o universidades, es significativo socialmente según los parámetros de los personajes de la película. Según los referentes de ellos, la importancia de tal supuesto “cambio” (que pasa por alto la evidente continuidad del adoctrinamiento ideológico de su sociedad) estribaría en la ruptura de los lazos directos entre ellos como productores de vivencias sociales, para pasar a asumir roles como productores de experiencias colectivas de modo “individual” correspondientes a nuevos valores. En otros términos, los protagonistas desconocen la programación cultural abstracta y material a la que están sometidos y pretenden que la vinculación personal posee en sí cualidades superiores a las de la función social que desempeñan. Su “amistad” es un complemento de necesidades sociales, pero asumen que es valiosa de por sí, en lugar de ser consecuencia de las posibilidades culturales latentes en ellos. Identifican su relación, como un vínculo desvinculado de los otros intercambios comunitarios. Es la inconsciencia de su ser social definido, lo que a nivel mental les hace percibir como “especial” o “mágica” la dependencias e intercambios que realizan a nivel cotidiano. En lugar de superar su dependencia mutua mediante el aprendizaje de nuevas habilidades sociales o roles a representar en el cosmos comunitario, asumen sus limitaciones como naturales y “valiosas tal como son”.

Mientras los personajes ignoran las exigencias más evidentes de su vida comunitaria, valoran lo “personal” como “mágico”, “especial”, “trascendente”. Por esto que el aparente final de la película, en que se ha aprendido nuevos roles es, en realidad, tan ideológico como el inicio. En sus nuevos roles, siguen tan ignorantes de la visión general de su vida comunitaria, como al inicio, y se oculta el sistema de programación del cual la vida universitaria es una continuidad. Naturalmente, si esto fuera claro para el público, también, a nadie le importaría escuchar una narración tan fantástica, tan cuento de hadas, tan ideológica en el sentido de “parcializada con un punto de vista de la realidad”. Es esta ignorancia general de los espectadores, lo que transforma a esta película para mí, en un producto maravilloso en el sentido más lato del término.

http://www.juanvillacortaparedes.com

ESTE TEXTO PUEDE SER REPRODUCIDO SI SE CITA LA FUENTE, EL REDACTOR Y SE ENVÍA UN MENSAJE QUE INDIQUE EN DÓNDE SE REPRODUCE A JORGEVILLACORTA1@ gmail.com