sábado, 29 de diciembre de 2007

LA LISTA NEGRA (BLACK BOOK) (ZWARTBOEK)

Redactor: Jorge Villacorta Santamato
Teléfono: (51-1) 4514334
e-mail: JORGEVILLACORTA1@gmail.com

Es una película maravillosa porque:

1) Está dirigida por Paul Verhoeven y estoy prejuiciado positivamente porque me gustó el libro sobre sus películas que publicó "Taschen". Además me gustaron "RoboCop", "Bajos Instintos" ("Basic Instinct"), "El Vengador Del Futuro" ("Total Recall"), "Showgirls", "Invasión" ("Starship Troopers") y "El Hombre Sin Sombra" ("Hollow Man").

2) Me gusta la sonrisa de la protagonista y su actitud cuando está alegre.

3) Me gusta que se hablan muchos idiomas en la película.

4) Me gustan las partes musicales. Me gusta que están filmadas con mucha luz. Aún, pese a la vulgaridad de la primera canción junto al piano, la escena contiene suficiente inocencia como para que la admire.

5) Me gusta mucho que todos los personajes lucen como animales, quizá vestidos, pero animales al fin y al cabo. Mi percepción la atribuyo a la terrenalidad de la fotografía. El maquillaje, los peinados, el uso del color, la iluminación y las facciones de los actores, me sugiere la inmediatez de percepción que surge al observar un perro, un gato o una cucaracha. Esto por cuanto se privilegia el volumen general del objeto por encima de su textura (o de su llamado a la emotividad), lo que remite a su materialidad como característica principal. La masacre al cuerpo de Murphy en "RoboCop", los insectos de "Invasión", el interior del cuerpo del científico en "El Hombre Sin Sombra", la interrogada sin ropa interior en "Bajos Instintos", la abundancia de cuerpos jóvenes semidesnudos en "Showgirls", el líder psíquico semi-nacido (Kuato) en "El Vengador Del Futuro", la cabeza de la mujer que da a luz en "Flesh + Blood" ("Los Señores del Acero"), nos remiten a la unidad material de los seres orgánicos, a su "carnalidad" (para los seres de carne) y a su sustancialidad (para los seres constituidos por elementos distintos a la carne).

Que los personajes pueden ser destripados, molidos, desmembrados, machacados, despedazados, mutilados, horadados, cercenados y exterminados, es un mensaje importante en las películas de Paul Verhoeven. El director holandés establece bajo este supuesto las relaciones de los personajes de sus película y a partir de él genera la variedad de emociones que retrata en la historia que desarrolla. Por esto, lo ideológico como justificación intelectual de los actos, queda supeditado a la experiencia orgánica misma, ya sea de una sensación ligera, gozosa, o de intensidad extrema hacia el lado de la angustia.

La película de Paul Verhoeven es una experiencia visceral que revela la futilidad y voluntarismo de los múltiples sistemas educativos extendidos por el orbe a lo largo y ancho del tiempo. El hombre es un animal brutal y punto. También puede ser simpático a veces (curiosamente, la familia que retrata está ausente de malos momentos). La Segunda Guerra Mundial sólo fue un estado necesario del desarrollo de la civilización mundial, en que grupos distintos tenían objetivos similares y métodos similares para la obtención de sus metas. Como chicos buenos, se despedazaron porque era lo correcto.

6) Me gusta que a partir de cierto momento, la película se torna onírica para mí, sólo una fantasía de una prisionera sin escape posible, como en "El Vengador Del Futuro" en que lo irreal es parte integral de la narración. Aún el cambio de rol de "personaje bueno" a "personaje malo" y viceversa, me recuerda aquella película.

7) Me gusta que en la película hay lugar para el absurdo, para la sentencia de muerte decretada contra toda lógica, contra toda posibilidad, como si la predestinación o el deseo de morir (la voluntad personal al fin y al cabo) pudiese alterar las características supuestamente intrínsecas de la realidad y retorcerlas en favor propio, aunque fuese para ocasionar la propia aniquilación. Esta es una visión de gran optimismo, aún para los personajes sobrevivientes, que logran así, experimentar su objetivo de, precisamente, "sobrevivir a alguien emotivamente cercano", en lugar de compartir con esa persona el resto de la existencia terrenal. En la película, es la excusa perfecta para retratar un momento de gran angustia existencial.

8 y sucesivos) (En elaboración)