sábado, 23 de febrero de 2008

27 BODAS (27 DRESSES)

¡¡¡UN HOMBRE Y UNA MUJER CONTRAEN MATRIMONIO!!!

RESUMEN: Jane Nichols (Catherine Heigl) es una joven flaquita y romántica que sabe utilizar el colorete con buen gusto. Una noche se viste y se desviste continuamente dentro de un taxi para poder asistir a dos bodas distintas en las que el vestuario de las damas de honor de la novia son muy diferentes. Las continuas salidas de una de las bodas es notada por Kevin Doyle (James Marsden), un adulto joven de poco peso para su talla, algo macilento, que se expresa cínicamente respecto del noviazgo y las fiestas matrimoniales, a las que tacha de industria comercial. Tess (Malin Åkerman), hermana de Jane, llega desde otra ciudad a visitarla y conoce en un discoteca a George (Edward Burns), jefe de Jane, que es un tipo sencillo, seguro de sí, vegetariano y que ama a los animales y del cual está prendada intensamente Jane. Tess, que utiliza vestidos cuyo bordes llegan hasta los muslos, es insegura, carnívora y detesta a los animales, asume oportunamente un nuevo perfil personal ideal para la ocasión y logra llevarse estupendamente con George, que al poco tiempo le solicita contraiga matrimonio a la brevedad posible con él. Jane recibe el encargo de organizar la ceremonia, con todos los eventos previos inventados para una ocasión de esta naturaleza. Jane colecciona los artículos muy sentimentales sobre bodas y noviazgos del periodista Malcolm Doyle, ¡que es realmente Kevin (¡el muchachón cínico!), quien los firma con otro nombre. Tess desea que Kevin escriba un artículo sobre su boda, pero Kevin descubre que Jane mantiene en un armario 27 vestidos de dama de compañía de la novia en bodas ajenas y escribe un artículo burlón que decide alterar luego de conocer mucho mejor a Jane, pero la editora de Kevin publica el texto en la primera plana antes de que él pueda cambiarlo. Furibunda, entre otros actos desequilibrados, Jane se desquita con su hermana, revelando con fotografías a todos los invitados a una de las ceremonias previas al matrimonio, la incompatibilidad real en gustos entre Tess y George. La linda boda proyectada es cancelada y las dos hermanas lavan sus trapitos sucios en la tienda de su padre. Posteriormente, Jane coloca sus 27 vestidos de dama de compañía en bolsas de desperdicios y se amista con Kevin declarándole su amor en público, en una boda ajena. Al año, una encantadora ceremonia de casamiento es organizada para vincular en matrimonio perenne a la Srta. Jane Nichols y al Sr. Kevin Doyle. George y Tess se reencuentran en la boda y esta vez Tess se declara abiertamente devoradora de carne, sin recursos financieros y pésima amiga de los perros, para deleite del sonriente George.

Esta película es maravillosa porque:

1) Antes de que Jane coloque en bolsas negras para desperdicios sus 27 vestidos, las tomas están planificadas de tal modo, que llaman la atención sobre sí mismas. Hay un plano en el que Jane está con un jarro en la mano, cerca de la entrada a la cocina, mientras contempla el ropero con los vestidos. El punto de vista es ligeramente de arriba hacia abajo y me resulta sorprendente en una narración de planteamiento tan formal.

2) Me gusta que personajes delgados como Jane, Kevin, George o Tess dediquen sus recursos financieros a organizar una boda porque aporta una atmósfera onírica a la narración. Si apenas tienen dinero para comer, es de ensueño que gasten su reducido peculio en ceremonias matrimoniales de diseño. Con una dieta diaria de papas y choclos sancochados, por ejemplo, los actores podrían haber ganado en carnes en poco tiempo, para mostrarse rubicundos y así su historia sentimental hubiese obtenido una consistencia más terrenal.

3) Me gustan los diseños de los 27 vestidos de dama de compañía de la novia. Hubiesen sido esos diseños, aún un aporte mayor a situar la historia en la realidad, de haber existido entre ellos la temática de obrero de la construcción, de campesino andino de la región sur del Perú, de conductor de camión o grúa, de comunero rural selvático, de secretaria o de policía. Naturalmente, las posibilidades temáticas eran grandes y sólo son 27 vestidos.

4) La escena en que Jane y Kevin cantan una canción juntos en un bar la considero fabulosa. Me gustó muchísimo más, por su realismo, que aquella otra desarrollada por los personajes de Cameron Diaz y Ethan McGregor en “Vida Sin Reglas” (“A Life Less Ordinary”). En “27 bodas”, los cantantes aparentan disfrutar mucho su momento de autoafirmación y mantienen su conducta en los límites de lo posible, para beneficio de la escena.

5) Me resulta divertido que Jane se sienta tan a gusto con distintos vestidos. Sus 27 vestidos, como descubre Kevin, transforman su personalidad y la vuelven sumamente extrovertida. Es un ejemplo excelente de la función social de los uniformes en el mantenimiento de las jerarquías y en el condicionamiento a las figuras de autoridad. Y aún de las figuras de los socialmente “divertido”, porque un payaso posee una indumentaria de payaso como indicador visible de que es la autoridad en hacer reír. Lo mismo es extensivo a los campos del erotismo, de lo marcial, de la instrucción escolar.

6) Los créditos de la películas son de lectura fascinante y quedo sumamente agradecido a “UVK Multicines Marina Park” por proyectarlos completamente en su “Sala 1”, para la función de las 10:00 p.m. del día Martes 19 de Febrero de 2008.

7) Los créditos finales principales de la película están diseñados muy originalmente, como un diario en el que aparecen noticias relativas a los personajes y en el que figuran los nombres de los miembros del equipo técnico. Las páginas se suceden mientras la visión se desplaza sobre las páginas.

Jane Nichols (Catherine Heigl) tiene el incómodo placer de conocer a Kevin Doyle (James Marsden) cuando ambos asisten a la misma boda.

El mejor diseñador de tortas de boda es visitado por la flaquita Jane Nichols (Catherine Heigl), por su jefe George (Edward Burns) del que está prendada y por la prometida de éste, Tess (Malin Åkerman), que es la hermanita menor de Jane y que contrariamente a lo que piensa el buenazo de George, sí devora la carne de mamíferos muertos.

Investigando para su reportaje sobre el noviazgo entre la hermanita menor de Jane y el buenazo de George, Kevin Doyle (James Marsden) descubre que Jane Nichols (Catherine Heigl) conserva 27 vestidos con los que acompañó a 27 novias en 27 matrimonios ajenos.

Jane Nichols (Catherine Heigl) transforma su personalidad cuando posa los vestidos que guarda en el armario para el periodista audaz Kevin Doyle (James Marsden).

Tess (Malin Åkerman), la hermanita menor de Jane, junto al buenazo de George (Edward Burns), listos para observar una exposición en diapositivas con la que Jane mostrará a los asistentes la gran compatibilidad de la pareja.

http://www.juanvillacortaparedes.com
http://arteyvalores.blogspot.com
http://jorgevillacortasantamato.blogspot.com
http://jorgevillacortacritico.blogspot.com
http://finedrawing.blogspot.com
www.perunatural.com
www.porquediosquierequeseasrico.com
http://badmancomic.blogspot.com

ESTE TEXTO PUEDE SER REPRODUCIDO SI SE CITA LA FUENTE, EL REDACTOR Y SE ENVÍA UN MENSAJE QUE INDIQUE EN DÓNDE SE REPRODUCE A perucine@ gmail.com
THIS TEXT CAN BE REPRODUCED FOR FREE IF YOU QUOTE THE SOURCE AND THE AUTHOR AND IF YOU SEND A MESSAGE TO perucine@gmail.com THAT MENTIONS WHERE IT IS REPRODUCED.