viernes, 11 de julio de 2008

EL SUPERAGENTE 86 (GET SMART)

¡¡¡ESPÍAS-ASESINOS ASESINAN ESPIANDO!!!

Género:
Lavado Cerebral / Ideología / Control Psicológico De Las Poblaciones / Propaganda

RESUMEN: La industria de la guerra nos invita a reírnos CON los soldados, ¡pero no mucho tampoco!

Esta es una película maravillosa porque:

1) Permite que los astutos capitalistas que son dueños de los estudios consoliden el sistema de espionaje a su servicio.

Lo anterior porque, es bastante claro, los dueños del estudio también son dueños de fábricas de producción de armamento y de aparatos de espionaje. Sabiamente, por tanto, tienen que promover a través de películas, el consumo de su producción de guerra y de vigilancia. Las organizaciones de control de la información son clientes obligados de sus mercancías, así que hay que crear histerias cotidianas para justificar los gastos "de defensa".

Como vemos, estamos hablando de la estructura general de la comunicación capitalista. Así por ejemplo, las narraciones industriales cinematográficas son una sucesión de situaciones dramáticas coronadas con un final feliz que sólo puede durar hasta el estreno de la próxima película, porque el estado de crisis emocional permanente es necesario en el sistema de producción anárquico. Una producción planificada según necesidades sociales restringiría el tiempo de trabajo individual y la relación capitalista-trabajador se alteraría para que ambos componentes de la producción actuaran como gestores de los procesos sociales. La situación política se mantiene extendiendo la subordinación al interior del proceso productivo por tanto tiempo como sea posible (es decir, extendiendo el tiempo de trabajo). El tiempo de ocio debe funcionar con reforzador del proceso de subordinación.

2) Permite que el Nuevo Orden Mundial expanda sus tentáculos hacia las entrañas de las mentes de los espectadores.

3) Permite que la sensibilidad ante la muerte se pierda en los espectadores, de modo que los métodos de represión masiva puedan ser más extremos en el futuro inmediato.

El "superagente 86" y la "agente 99" se introducen subrepticiamente en un país distinto al suyo y ejecutan a cierto número de ciudadanos de ese país. Supuestamente, esto es gracioso. Al presentar los asesinatos quitándoles las características propias de tal barbaridad, se trivializa la muerte para que los espectadores puedan apoyar las medidas tanáticas de represión por parte de la clase social en el poder sin ningún tipo de remordimiento ni asunción de responsabilidad moral. Este formato propagandístico (filme), es un estupendo instrumento de guerra psicológica, tanto a nivel del interior del país productor, como más allá de sus fronteras.

4) Permite que esquemas ideológicos creados hace más de dos décadas se mantengan vigentes.

5)
El vestuario de la agente 99 está diseñado muy atractivamente.

6)
Me permite salir a caminar hasta el multicine al cual voy a ver la proyección. Así, mantego mi metabolismo acelerado y asimilo mejor las sustancias que contribuyen a este proceso (aire, agua, etcétera).

El espía-asesino provoca los delirios de persecución de los espectadores al ser sustraído misteriosamente de una cabina telefónica. El espectador es forzado a pensar a nivel individualista: ¿Estoy a punto de descubrir un pasaje secreto o penetrar en algún lugar ultrasecreto? Este condicionamiento evita la identificación con objetivos colectivos como participante con poder de decisión en los procesos sociales.

En la imagen la "agente 99" [representada por Ann Hathaway, trabajadora que intercambia su fuerza de trabajo por las cartillas de racionamiento conocidas con el nombre de "billetes de banco"] corre apuradita por la acera, vestida con su ropita de diseño, símbolo de una posición social en la que vestimenta debe mostrar que las faenas físicas directamente productivas están alejadas de su individualidad. También observamos al "superagente 86" [el trabajador estadounidense Will Ferrell], otro asesino-espía del mundo cinematográfico capitalista de un "país desarrollado" (promotor del Nuevo Orden Mundial) que salta a la garrocha las leyes internacionales y los derechos humanos. El terno es signo de su posición social alejada de la producción material directa.

Aunque la ideología capitalista justifica la formación de clases sociales a su interior mediante la idea del "individuo que se hace a sí mismo" (y no como consecuencia de la explotación del hombre por el hombre), la propaganda burguesa incentiva el consumo de mercancía ideológica recurriendo a argumentos masificadores: "270,000 YA SE RIERON HASTA PERDER EL CONTROL". Sin embargo, para reírse descontroladamente no es necesario ver la película. Lo demuestro a continuación: ¡Ja-ja-jjjajj-jaj-jaja-jajaja-ja-ja-ja-ja-je-je-jiji-jojojo-jo-jo-je-je- je-ji-ji-ja-ja-ja-ja-ju-ju-ju-je-je-je-ji-ji-ja-ja-ja-ja-ja-je-jejeje-jo-jo-jo-ju-ji-ja-je-je-jij-jijjj-jaaaa-ja-ja-ja-jajo- jo-je-je-jiiiiji. Demostrado. ¿Nota el inteligente lector (o lectora) cómo es posible reírse descontroladamente sin el entímulo propuesto por la incidiosa propaganda burguesa?

http://www.juanvillacortaparedes.com
http://arteyvalores.blogspot.com
http://jorgevillacortasantamato.blogspot.com
http://jorgevillacortacritico.blogspot.com
http://finedrawing.blogspot.com
www.perunatural.com
www.porquediosquierequeseasrico.com
http://badmancomic.blogspot.com

ESTE TEXTO PUEDE SER REPRODUCIDO SI SE CITA LA FUENTE, EL REDACTOR Y SE ENVÍA UN MENSAJE QUE INDIQUE EN DÓNDE SE REPRODUCE A perucine@ gmail.com
THIS TEXT CAN BE REPRODUCED FOR FREE IF YOU QUOTE THE SOURCE AND THE AUTHOR AND IF YOU SEND A MESSAGE TO perucine@gmail.com THAT MENTIONS WHERE IT IS REPRODUCED.

2 comentarios:

David C. dijo...

Al parecer es fácil reirse descontroladamente. La cuestión es difundirlo .... supongo.

Jorge Luis Villacorta Santamato dijo...

Mmm, al parecer sí (respecto de las dos afirmaciones).

"La palabra conmueve, el ejemplo arrastra".

[¡Fantásticos sus blogs Sr. C!]